5 pasos para tener uñas largas y saludables

5 pasos para tener uñas largas y saludables

Para la mayoría de las mujeres sus uñas son un elemento muy importante de su estética, pero más allá de siempre quererlas ver bonitas, querrán verlas y sentirlas saludables. Hay dos problemas comunes por el que pasan todas con respecto a sus uñas: el primero es que no crecen lo suficientemente rápido, y el segundo es que cuando lo hacen son extremadamente débiles y se rompen al primer contacto con cualquier superficie, hoy vamos a aprender como tener unas uñas largas, saludables y fuertes en 5 pasos.

También te puede interesar: 5 Consejos para evitar la caída del cabello.

¿Por qué pasa esto con mis uñas?

  • Morderlas: Normalmente la ansiedad, el estrés y el miedo provoca que queramos estar mordiéndolas todo el tiempo, sabemos que muchas veces, las situaciones que te ponen en este estado son inevitables, pero lo que sí puedes hacer es buscar otro medio para sobrellevar la ansiedad, como hacer trazos irregulares libremente en una hoja o mover las piernas, pero intenta no acercarte las  uñas a la boca ¡Tú puedes!
  • Utilizar detergentes o artículos de limpieza: Esta práctica también es inevitable y más si eres la que se encarga del lavado de la ropa en la casa, lavar la ropa (normalmente la más dura) es la que deshidrata y daña nuestras uñas.

Además de eso

  • Falta de higiene: ¡Nunca dejes que el interior de tus uñas se llene de suciedad!
  • Infecciones, comúnmente hongos: Es exactamente la consecuencia del ítem anterior, de la falta de higiene, limpia tus uñas con bastante frecuencia, tanto de manos y pies si quieres evitar infecciones y hongos que te harán la vida de cuadritos.

Conforme avanza nuestra edad, el envejecimiento natural por el que todos debemos pasar, se traduce en falta de colágeno y algunas sustancias más, que son necesarias para unas uñas saludables y fuertes, por suerte tenemos estos 5 pasos para ti

Tips para mantener tus uñas más fuertes

1. Activa la circulación

¿Sabías que hay algunas actividades que podrían ayudarte a aumentar el flujo de sangre hacia la yema de tus dedos? Pues sí, y son tan cotidianos que ni te los imaginabas, estos son: escribir en el teclado de la computadora, tocar el piano, archivar documentos, y en fin toda actividad que involucre la fuerza de la yema de tus dedos, ojo la yema; nunca hagas estas actividades con tus uñas, pues las dañaras.

2. Consume proteína y bebe más agua

Incrementa la cantidad de proteínas que hay en tu dieta. Prepárate batidos, y recetas que involucren ingredientes como los que ya te mencionamos en este mismo artículo, puedes tomar un suplemento diario de vitamina D, además de esto bebe mucha agua, e infusiones de té, esto las mantendrá hidratadas y sanas.

3. Protege tus uñas

Trata de utilizar objetos más naturales como la madera o la piel, en lugar del plástico o la tela. Ten muy en cuenta el clima. Si no puedes permanecer en un ambiente cálido todo el día, utiliza guantes para mantener tus manos calientes y no afectar el flujo sanguíneo que estimula el crecimiento.

4. Aprende a cuidarlas y tratarlas

Empieza por conocer cuál es tu tipo de uña, existen cinco diferentes tipos: normal, suave, maltratada, frágil y seca. Descubre cual es el tuyo y aplica el tratamiento indicado específicamente para ese tipo de uña, otros consejos que te podemos dar dentro de este ítem son:

  • No cortar las cutículas porque protegen tus uñas
  • Aplicar una capa de esmalte nutritivo, o endurecedor de uñas una vez a la semana
  • Hazte la manicura con regularidad
  • Límalas siempre hacía la misma dirección

5. Busca en tu ciudad suplementos alimenticios que puedan complementar el cuidado de tus uñas.

Si no conoces uno bueno, te podemos ayudar, Dermanutrix tiene su propia fórmula con Biotina y Zinc, más otros compuestos que sumados a estos dos te dan una protección única, conoce sus componentes uno a uno y como te pueden ayudar aquí.

Sigue estos 5 pasos con mucha paciencia y en un tiempo determinado empezarás a ver los resultados con uñas largas, saludables y fuertes.

Revisado por: Dr. Carlos Castillo

Bibliografía / Referencias:

¿Te gustó? ¡Compártelo!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin