5 pasos para tener tus uñas largas, saludables y fuertes

Para la mayoría de las mujeres sus uñas es un elemento muy importante de su estética, pero más allá de siempre quererlas ver bonitas, querrán verlas y sentirlas sanas. Sin embargo, hay dos problemas comunes por el que pasan todas con respecto a las uñas: el primero es que no crecen lo suficientemente rápido, y el segundo es que cuando lo hacen son extremadamente débiles y se rompen al primer contacto con cualquier superficie.

 

¿Por qué pasa esto con mis uñas?

Si te sentiste identificada con el párrafo anterior, debes estar haciéndote esta pregunta, pues bien, vamos a conocer primero las causas externas que causan que nuestras uñas no crezcan saludables y lindas como tú quisieras:

  1. Morderlas

Normalmente la ansiedad, el estrés y el miedo provoca que queramos estar mordiéndolas todo el tiempo, sabemos que muchas veces, las situaciones que te ponen en este estado son inevitables, pero lo que sí puedes hacer es buscar otro medio para sobrellevar la ansiedad, como hacer trazos irregulares libremente en una hoja o mover las piernas, pero intenta no acercarte las  uñas a la boca ¡Tú puedes!

 

  1. Utilizar detergentes o artículos de limpieza

Esta práctica también es inevitable y más si eres la que se encarga del lavado de la ropa en la casa, lavar la ropa (normalmente la más dura) es la que deshidrata y daña nuestras uñas.

 

  1. Una dieta baja en vitaminas y minerales

La dieta baja en vitaminas y minerales normalmente  se refiere en alimentos que te podrían beneficiar en el cuidado de tus uñas, te vamos a dejar por aquí la lista de alimentos que deberías tomar en cuenta a la hora de comer, para ayudar a tus uñas: salmón, sardinas, atún, huevo, frutos secos, ostras, vegetales de hojas verdes, soya, lentejas, etc. La lista es larga, puedes investigar más para poder preparar una dieta que ayude mucho a tus uñas.

 

  1. Falta de higiene

¡Nunca dejes que el interior de tus uñas se llene de suciedad!

Mantenlas limpias de manera constante, es solo uno de los principios que siempre debes respetar, más que afectar tu salud con los años también representan una mala imagen de ti; si es posible dales un respiro de vez en cuando quitando los residuos de la manicura anterior y dejarlas limpias, pero libre de esmalte por una semana para luego volver a colocar el barniz de uñas.

 

  1. Infecciones, comúnmente hongos

Es exactamente la consecuencia del ítem anterior, de la falta de higiene, limpia tus uñas con bastante frecuencia, tanto de manos y pies si quieres evitar infecciones y hongos que te harán la vida de cuadritos.

Bien, ya conocimos algunos de los problemas externos, son muchos a diferencia de un solo problema interno que no depende de nosotros conforme avanza nuestra edad, el envejecimiento natural por el que todos debemos pasar, se traduce en falta de colágeno y algunas sustancias más, que son necesarias para unas uñas saludables y fuertes, por suerte para esto hay una solución en algunos Tips que queremos darte.

 

Tips para mantener tus uñas más fuertes

 

  1. Activa la circulación

¿Sabías que hay algunas actividades que podrían ayudarte a aumentar el flujo de sangre hacia la yema de tus dedos? Pues sí, y son tan cotidianos que ni te los imaginabas, estos son: escribir en el teclado de la computadora, tocar el piano, archivar documentos, y en fin toda actividad que involucre la fuerza de la yema de tus dedos, ojo la yema; nunca hagas estas actividades con tus uñas, pues las dañaras.

 

  1. Consume proteína y bebe más agua

Incrementa la cantidad de proteínas que hay en tu dieta. Prepárate batidos, y recetas que involucren ingredientes como los que ya te mencionamos en este mismo artículo, puedes tomar un suplemento diario de vitamina D, además de esto bebe mucha agua, e infusiones de té, esto las mantendrá hidratadas y sanas.

 

  1. Protege tus uñas

Trata de utilizar objetos más naturales como la madera o la piel, en lugar del plástico o la tela. Ten muy en cuenta el clima. Si no puedes permanecer en un ambiente cálido todo el día, utiliza guantes para mantener tus manos calientes y no afectar el flujo sanguíneo que estimula el crecimiento.

 

  1. Aprende a cuidarlas y tratarlas

Empieza por conocer cuál es tu tipo de uña, existen cinco diferentes tipos: normal, suave, maltratada, frágil y seca. Descubre cual es el tuyo y aplica el tratamiento indicado específicamente para ese tipo de uña, otros consejos que te podemos dar dentro de este ítem son:

  • No cortar las cutículas porque protegen tus uñas
  • Aplicar una capa de esmalte nutritivo, o endurecedor de uñas una vez a la semana
  • Hazte la manicura con regularidad
  • Límalas siempre hacía la misma dirección
  • No abuses de los esmaltes

 

  1. Busca en tu ciudad suplementos alimenticios que puedan complementar el cuidado de tus uñas.

Si no conoces uno bueno, te podemos ayudar, Dermanutrix tiene su propia fórmula con Biotina y Zinc, más otros compuestos que sumados a estos dos te dan una protección única, conoce sus componentes uno a uno y como te pueden ayudar:

 

  • Biotina (Vitamina B8): Se usa por vía oral para la pérdida de cabello y las uñas quebradizas

 

  • Zinc: Se encuentra en las células por todo el cuerpo. Es necesario para que el sistema inmunitario funcione apropiadamente. Participa en la división y el crecimiento de las células, al igual que en la cicatrización de heridas.

 

  • Riboflavina (Vitamina B2): La Riboflavina tiene un rol clave en el metabolismo humano. Contribuye al mantenimiento de la piel y a la protección de las células contra el daño oxidativo.

 

  • Piridoxina (Vitamina B6): Está involucrada en muchos aspectos del metabolismo. Contribuye a la síntesis normal de cisteína y a la formación normal de glóbulos rojos (Circulación en la yema de tus dedos)

 

  • Ácido Pantoténico (Vitamina B5): Es un nutriente esencial que contribuye a nuestro bienestar general.

 

  • Cistina: Es un aminoácido que desempeña un papel importante en la composición de las moléculas de proteína.

 

  • Metionina: Es esencial para el buen estado de los tejidos corporales, en concreto de la piel y las uñas. Aporta en el mecanismo de quema de grasas del cuerpo, ya que es la encargada de transportar la grasa hasta las células para convertirla en energía.

 

Sigue estos consejos con mucha paciencia y en un tiempo determinado empezarás a ver los resultados.

 

Referencias bibliográficas:

Compártelo con tus amigos

Share on facebook
Share on linkedin
Share on print
Share on email
Abrir chat
Hola ¿Necesitas ayuda? :)
Hola ¿En qué podemos ayudarte?