Clean Eating: el complemento perfecto del entrenamiento y el descanso.

Hay tres pilares importantes que debemos tener en cuenta y medir la forma en los cumplimos para poder decir que llevamos una vida físicamente saludable. Los 3 puntos de este triangulo son:

  1. Descanso
  2. Entrenamiento físico
  3. Buena alimentación

Los 3 son dependientes uno con otro y los 3 deben estar siempre en un equilibrio, no podemos solo alimentarnos bien y olvidar el entrenamiento y el descanso, como no podemos solo pasar descansando, olvidando el comer y entrenar. A pesar de ser conceptos tan básicos vamos a ver cada uno, aunque nuestro énfasis en esta ocasión es la alimentación.

1.Descanso

Tenemos tantas exigencias en cuanto a nuestro tiempo (trabajo, familia, asuntos personales) Para que todo encaje, a veces sacrificamos el sueño. Sin embargo, el sueño afecta tanto la salud física como la mental.

“El dormir mantiene todos los aspectos del cuerpo de una forma u otra: el equilibrio energético y molecular, así como también la función intelectual, el estado de alerta y el humor”, explica el Dr. Merrill Miller, experto en sueño y neurocientífico del National Institutes of Health de Estados Unidos.

Cuando uno está cansado, no puede desempeñarse en sus tareas como debiera. Dormir ayuda a pensar con claridad y a concentrarse mejor “La realidad es que cuando observamos a alguien que ha descansado bien, esa persona está operando a un nivel distinto que quienes intentan seguir con una o dos horas de sueño por noche”, cuenta Miller.

Las personas que no completan sus horas de sueño están cansadas y tienden a ser menos productivas en el trabajo y en cualquier lugar. La falta de sueño también influye sobre el humor, que puede afectar la manera en que uno interactúa con otros. El déficit de sueño, con el paso del tiempo, incluso puede incrementar el riesgo de sufrir depresión.

Sin embargo, descansar no solamente es fundamental para el cerebro. “El descanso afecta a casi todos los tejidos de nuestro cuerpo”, dice el Dr. Michael Twery, un experto del NIH en el sueño. ”

Su investigación demuestra que la falta de sueño aumenta el riesgo de padecer obesidad, enfermedades del corazón e infecciones, mientras uno duerme, el cuerpo libera hormonas que ayudan a reparar las células y a controlar el uso de la energía que hace el cuerpo.

2.Entrenamiento físico

Nuevamente hay que repetirlo, a veces el trabajo, el tiempo en familia, o lo trámites personales, no permiten que uno pueda tener 30 minutos o 1 hora de ejercicios, debemos tener claro que aunque caminar es actividad física, no es un ejercicio como tal, así que si eres de los que camina desde la oficina hacía la parada del transporte publico o a tu lugar de almuerzo y luego vuelves a la oficina, caminar si te hace bien, pero no es todo lo que tu cuerpo necesita.

Debe crear tu propio programa de entrenamiento o de conseguir la ayuda de un entrenador personal, tu plan de ejercicio general debe incluir varios elementos:

  • Condición aeróbica
  • Entrenamiento de fuerza,
  • Ejercicios para los abdominales y torso
  • Ejercicios de equilibrio y flexibilidad
  • Estiramientos

No es necesario hacerlo todo en cada sesión de entrenamiento, pero incorporarlos en tu rutina habitual puede ayudarte a fomentar la aptitud física de por vida.

Bien ya hablamos de los dos tópicos protagonistas de la historia: Entrenar y descansar, ahora vamos al tema principal.

3.Una buena alimentación

Últimamente se ha popularizado el término “Clean Eating” que no es otra cosa más que “Alimentación limpia”, y no es otra cosa más que una forma de alimentación que trata de aprovechar lo mejor de todo alimento.

Este tipo de alimentación involucra algunos principios clave que se corresponden con los principios básicos de la alimentación saludable:

Comer más alimentos reales. Consume más alimentos reales y menos alimentos procesados o refinados, un día en el mercado puede más que mil latas del supermercado.

Aliméntate para nutrirte. Come regularmente y de forma equilibrada y consume refrigerios saludables que sean nutritivos.

Consume más alimentos de origen vegetal. Empieza a consumir progresivamente más verduras como los frijoles, las lentejas y los guisantes, y cereales integrales con alto contenido de proteína, como la quinoa, la cebada y el trigo sarraceno.

Por último, ordena tu vida, no dejes que el estrés o la tristeza te dominen, siempre dales soluciones amables a todos los problemas que se te presenten en frente.

Siempre será bueno que mantengas estos 3 pilares en orden para llevar una vida saludable y tu cuerpo produzca cada día los nutrientes y proteínas suficientes para poder sentir bienestar, no olvides que de la mano con estos 3 pilares debe ir el consumo controlado de colágeno ya sea natural o sea hidrolizado que complementará satisfactoriamente un buen descansar, buen entrenar y una buena alimentación.

 

Fuentes bibliográficas:
https://salud.nih.gov/articulo/los-beneficios-de-dormir/
https://www.mayoclinic.org/es-es/healthy-lifestyle/fitness/in-depth/fitness-training/art-20044792
https://www.mayoclinic.org/es-es/healthy-lifestyle/nutrition-and-healthy-eating/expert-answers/clean-eating/faq-20336262

Compártelo con tus amigos

Share on facebook
Share on linkedin
Share on print
Share on email
Abrir chat
Hola ¿Necesitas ayuda? :)
Hola ¿En qué podemos ayudarte?