Cuando entramos a la edad adulta, a partir de los 30 años, nos damos cuenta que la piel tersa radiante y suave ya no es más una característica de nuestro cuerpo. Al contrario, surgen las famosas marcas de expresión,  las arrugas, la caída del cabello, la fragilidad de las uñas, entre otras señales dignas del envejecimiento. Esto se  debe a la inevitable pérdida de colágeno en nuestro organismo a medida que los años pasan. Sin embargo, existe una manera de poder reemplazar este nutriente y así poder evitar este fenómeno degenerativo.

El colágeno es la proteína más abundante de nuestro cuerpo y constituye cerca del 30% de la proteína total. Está presente en todos los órganos y tejidos siendo esencial para la protección y desarrollo de órganos vitales, músculos, cartílagos, tendones, ligamentos, huesos, piel, cornea, pared de vasos sanguíneos, encías y dientes.

De la misma manera, el colágeno determina la edad estética del cuerpo humano dándonos los siguientes beneficios:

  1. Fortalece e hidrata la piel.
  2. Suaviza líneas de expresión y arrugas faciales.
  3. Fortalece el cabello, reduce la pérdida del mismo y aumenta su volumen.
  4. Reduce el dolor en personas de avanzada edad y aquellos que realizan ejercicio físico intenso.
  5. Endurece y fortalece las uñas.
  6. Ayuda en la reparación y regeneración de ligamentos, tendones, articulaciones y huesos.
  7. Es fundamental para cicatrizar heridas y reparar los daños en los tejidos.
  8. Favorece la recuperación del músculo después del ejercicio, por lo tanto son menos susceptibles de sufrir daños.
  9. Previene enfermedades cardiovasculares, restituyendo la elasticidad a las válvulas de los vasos sanguíneos.
  10. Mejora el funcionamiento del sistema linfático favoreciendo una mayor eliminación de las toxinas.
  11. Refuerza dientes y encías.
  12. Incrementa la densidad ósea.

La incorporación de colágeno es una alternativa a la que apelan muchas personas para luchar contra el envejecimiento de la piel, la aparición de arrugas, la pérdida de elasticidad de la piel, la caída del cabello, la fragilidad de las uñas y todas las marcas que los años dejan en el cuerpo. Pero, ¿cómo es esto posible?

Dermanutrix Colágeno Bebible es una proteína líquida y en gel muy asimilable, fácil de tomar y que contribuye con las mismas ventajas y propiedades que nos otorga el colágeno producido por nuestro propio organismo que encierran el elixir de la belleza y la juventud… no eterna, claro.

Las dosis son capaces de sumar lo que el cuerpo no produce o produce en menor medida. La frecuencia indicada para consumir Dermanutrix Colágeno Bebible puede variar entre 1 o 2 veces al día. Es recomendable realizar 2 tomas diarias por lo menos durante 3 meses. Luego, se aconseja un mes de descanso, seguido por 3 meses con 1 o 2 sachets como método preventivo, y así sucesivamente.

Ahora que ya conocen el secreto de la juventud…  ¡¿Qué esperas para probarlo?!