La importancia de cuidar tu piel

Cuidado de la piel: lo básico e indispensable

No basta con solo echarnos protector cuando vamos a la playa o piscina para no insolarnos, cuidar nuestra piel es una tarea del día a día, una rutina, que muy pocas personas cumplen. Hoy te enseñamos un poco más acerca de tu piel y del cuidado necesario para mantenerla sana.

¿Por qué darle importancia al cuidado de la piel?

¿Habías escuchado que el órgano más extenso de tu cuerpo es la piel? Pues sí, es la piel quien nos protege del frío, del calor, el aire y los agentes externos como bacterias y agentes químicos, es decir, actúa como una gran barrera de nuestro organismo con el mundo exterior.  Podrás haber visto que su función no es únicamente estética, no se trata solamente de qué tan bonito es tu color de piel, su suavidad o la presencia o no de arrugas. Este órgano nos cuida del mundo externo, y mantiene también la temperatura corporal, y además ayuda a la liberación de toxinas, lo cual podría afectar el funcionamiento de órganos internos.

Y ni hablar de su función sensitiva… Es la piel la responsable de que sintamos el mundo exterior, la temperatura e incluso el dolor, gracias a la gran cantidad de terminaciones nerviosas de diferentes tipos que se distribuyen a lo largo de este armazón.

En conclusión, es nuestra gran protectora y comunicadora de nuestro entorno con nuestro interior, ¿cómo no comenzar por cuidar el órgano más grande de nuestro sistema?

Tips indispensables para cuidar la piel

Elimina impurezas

En el día a día estamos expuestos a sinfines de partículas y agentes externos que entran en contacto con nuestra piel, los cuales provocan que los poros de la misma se cierren. Por ello es recomendable limpiarse la cara a diario al llegar a casa con un gel limpiador.

Prohibido irse a dormir maquillada

Así como agentes externos como partículas de polvo en el aire pueden tapar los poros de la piel, el maquillaje también “asfixia” esta barrera, impidiendo por ejemplo la eliminación de toxinas. No te pedimos que no te maquilles, para nada, ¿a quién no le gusta verse arreglada y femenina? Pero sí debes irte con la cara limpia a dormir. Se recomienda eliminar el maquillaje con algodón humedecido bien sea con tu desmaquillante de elección, o con crema o aceite de preferencia; realizando masajes suaves circularmente.

Hidrátate e hidrátala

Sí, parece lo mismo pero no lo es. No se basa en echarte agua constantemente para mantenerla hidratada, más bien consiste en ingerir al menos los tan recomendados ocho vasos de agua al día, con lo que además de asegurar el funcionamiento óptimo de los órganos internos mantendrá el balance adecuado de la composición de agua de la piel, la cual está formada por un gran porcentaje de agua de su totalidad, para ser más específicos de un 70% la dermis y un 15% de agua la epidermis. Ahora, ¿cómo hidratar la piel directamente? A partir de los 25 años se recomienda el consumo de 5 gr o 10 gr de colágeno diario según requerimientos de cada persona, como Dermanutrix Colágeno Bebible de Origen Marino listo para beber. Aparte del colágeno, puedes utilizar una crema humectante que se adecúe a tu tipo de piel, puedes optar por un tratamiento para el día y otro para la noche.

Menos sol, menos arrugas

Es muy importante cuidar la piel del sol. Los rayos UV de la luz solar tienen efectos en nuestra piel, desde algo superficial como arrugas y resequedad, hasta enfermedades como melanomas y carcinomas cutáneos. Es recomendable la utilización de protector solar a diario, y evitar la exposición a este factor entre las 10am y 4pm. Por otro lado, el colágeno ayudará también a proteger tu piel del sol.

Exfóliate

Al menos dos veces a la semana exfolia tu piel. Con esto eliminarás las células muertas acumuladas en la epidermis y además aceleras la regeneración celular, teniendo como producto una piel más sana y suave.

Así que ya ves, tu mayor órgano no debería pasar por desapercibido en tu rutina de cuidado a diario, toma en cuenta los tips que te regalamos, y además no dejes de consultar a tu dermatólogo de confianza al menos una vez al año, o si notas alguna deformidad o apariencia extraña en tu piel.

 

Compártelo con tus amigos

Share on facebook
Share on linkedin
Share on print
Share on email