Rutinas de ejercicios en pareja

Muchas personas aseguran que el ejercicio tiene que ser fluido y divertido, de lo contrario, se vuelve pesado y tedioso. Una de las maneras de que el ejercicio se vuelva entretenido es realizándolo en pareja, de seguro esa es la respuesta a las excusas de no hacerlo por estar solo o tener pereza.

Incluso, en compañía existe el hecho de que pueden motivarse mutuamente hacerlo mejor y poner más esfuerzo para lograr las metas que se propone cada uno. Una de las ventajas de entrenar en pareja es la posibilidad de generar multitud de ejercicios sin necesidad de invertir en pesas o demás artefactos, basta con el propio peso y el del compañero de entrenamiento para conseguir resultados más favorables que en la sala de máquinas de un gimnasio.

Además, otra de las ventajas de entrenar en compañía, es que servirá de ayuda no solo a la hora de realizar los ejercicios, sino para observar y corregir la técnica, detectando deficiencias en la ejecución que no somos capaces de ver en nosotros mismos.

Para las rutinas que vamos a proponer a continuación vamos a realizar un entrenamiento funcional.

El entrenamiento funcional, se refiere a entrenar con un propósito. Se basa en realizar ejercicios y movimientos para trabajar todo el cuerpo, involucrando activamente varios grupos musculares en una misma sesión, utilizando una gran variedad de ejercicios con movimientos muy completos.

 

¿Por qué es importante entrenar en pareja?

Según el blog Profitla.com, el entrenamiento físico con tu pareja le traerá grandes beneficios en tu relación:

 

  1. Motivación para ir al gimnasio, montar bici o realizar la rutina de ejercicios. Normalmente adquirir el hábito es lo más difícil, pero saber que tu pareja está ahí, animándote y acompañándote, siempre será mejor que entrenar solo.

 

  1. Será una sesión más divertida, pues pueden buscar rutinas distintas y en conjunto podrán ir adquiriendo máquinas y accesorios que luego usarán en común.
  1. Llevarán una vida en pareja sana. Envejecerán manteniendo cuerpos atléticos, definidos, sin pensar en que el uno está más pasado de kilos que el otro. Tendrán hábitos alimenticios diarios y de fin de semana que son saludables.
  2. Tendrán mayor confianza en sí mismo y en el otro.
  3. Es la oportunidad de conocerse más, en especial si hace poco comenzaron una relación.
  4. Refuerzan la vida sexual, pues el ejercicio libera endorfinas y aumentan la libido.
  5. Aumenta la autoestima, ya que cada uno verá más atractivo al otro.

 

¿Qué vas a necesitar y cómo comenzar?

Para empezar, solo una colchoneta, cintas elásticas (opcional), y buscar a un compañero o compañera  de entrenamiento. ¡Vamos a hacerlo!

El primer paso para toda rutina de ejercicios es el calentamiento, y para ello, no se necesita tanto esfuerzo todavía, solo comienzan caminando y poco a poco van aumentando la velocidad hasta terminar en un trote suave por quince minutos. Si lo quieren hacer desde casa, pueden usar y turnarse con la máquina caminadora.

Luego, es importante realizar estiramientos para evitar desgarres o lesiones; para ello, siéntense de frente y pongan las piernas en forma de V. Tómalo de los brazos para que bajes y así estires las piernas, la espalda y brazos. Luego, que tu pareja haga lo mismo, pueden hacerlo 10 veces ¡Y listo! ¡Inicia la rutina!

 

  • Abdominales con empujón. Uno de los dos se acuesta boca arriba y el otro se para con sus pies a ambos lados de la cabeza de quien esté en el suelo. Este levanta las piernas, sosteniendo el abdomen, mientras que el que está de pie las empuja con fuerza, cada vez que llegan a él. Luego de 20 repeticiones, cambian de roles

 

  • Tómense de las manos, con los brazos bien estirados, sin halar al otro, pero tratando de coordinar los movimientos al subir y bajar a la vez. Este ejercicio te permite trabajar glúteos y muslos; hagan juntos cuatro repeticiones de veinte sentadillas.

 

  • A pasar la pelota.Siéntense en el suelo con las rodillas dobladas, espalda con espalda y tomen una pelota o un objeto pesado; giren a la derecha a la vez, y pásale la pelota para que la agarre y por la izquierda, de la misma manera, te la vuelva a pasar a ti. Realicen este ejercicio veinte veces en tres series.

 

  • Sentadilla inversa. De nuevo de espaldas, pero de pie, realicen sentadillas; bajen hasta que las rodillas queden a noventa grados y mantengan esa posición lo más que aguanten. Repitan diez veces en dos series.

 

  • Plancha paralela. Pónganse como si fuesen a hacer lagartijas, pero uno frente al otro para que sus rostros queden viéndose entre sí. La idea es que realicen la flexión al mismo tiempo y cuando suban, choquen las manos, como si se estuvieran saludando. Vuelvan a hacer la lagartija, pero esta vez cambian de mano, y así continúan alternándose.

 

  • Saltos surfer. Cada uno se pone en posición de sentadilla, no de frente sino al lado, mirando en dirección contraria al otro. Se agarran fuerte de la mano y hacen un salto de ciento ochenta grados manteniendo la posición de sentadilla. Realicen veinte repeticiones.

 

Estas rutinas bien trabajadas lograrán que tú y tu pareja obtengan todos los beneficios antes mencionados, cuando desarrollen juntos el hábito del deporte y se vuelva una constante en su vida, no se olviden después de cada sesión de ejercicios tomar un sachet de colágeno hidrolizado por día, en un tratamiento de 3 meses, esto les ayudará a contrarrestar el desgaste físico que puede causar el ejercicio en las articulaciones y huesos. Conoce más de los beneficios del ejercicio y del colágeno en www.Dermanutrix.com

Fuentes Bibliográficas:

Compártelo con tus amigos

Share on facebook
Share on linkedin
Share on print
Share on email
Abrir chat
Hola ¿Necesitas ayuda? :)
Hola ¿En qué podemos ayudarte?