Todo lo que necesitas saber sobre el ácido hialurónico

Descubierto en el año 1934 en el ojo de una vaca, comercializado por primera vez en 1942 y usado para crear el primer producto de uso médico en los años 70, época desde la cual ha sido utilizado en muchas especialidades médicas por todos los beneficios para los pacientes.

El ácido hialurónico es una biomolécula, es decir, se produce de manera natural por el cuerpo, y está presente en todos los seres vivos. En el caso de los humanos, se concentra en las articulaciones, los cartílagos y la piel. Algo interesante acerca de esta biomolécula es que, durante toda nuestra vida hasta llegar a cierta edad, un tercio del total de ácido hialurónico que tienes en tu cuerpo se degrada y se vuelve a sintetizar a diario, lo cual nos deja tranquilos, porque si se degrada sabemos que volverá a estar ahí al otro día.

A medida que avanzan los años y empieza el envejecimiento se va destruyendo progresivamente, y a los 50 años habrá desaparecido en un 50% del cuerpo, trayendo con ello algunas dificultades a nivel interno y externo en el cuerpo.

¿Y por qué es tan importante mantener los niveles de esta sustancia en nuestro cuerpo? La razón es que una de sus propiedades más reconocidas, es la capacidad para atraer y retener el agua, lo que hace que los tejidos beneficiados por el ácido Hialurónico se mantengan en buenas condiciones durante mucho tiempo.

 

El envejecimiento de la piel

El envejecimiento de la piel es un proceso biológico muy complejo que aún no es comprendido del todo por los médicos y científicos.

Este envejecimiento es el resultado de dos procesos biológicamente independientes que actúan juntos la mayoría del tiempo, el primero es el envejecimiento natural, un proceso inevitable que afecta a la piel y los órganos internos y es influenciado por cambios hormonales que ocurren con la edad como la disminución de la producción de hormonas sexuales a partir de la mitad de los veinte, la disminución de estrógenos y progesterona, esto sumado a la deficiencia de estrógenos y andrógenos, todo esto da como resultado la degradación del colágeno, sequedad, pérdida de elasticidad, atrofia epidérmica y arrugas de la piel

El segundo es el envejecimiento que empieza como resultado de la exposición a factores externos, principalmente la irradiación ultravioleta (UV), que también se conoce como foto envejecimiento.

La pérdida de humedad en la piel también está asociada al envejecimiento de la piel, y la molécula clave involucrada en la hidratación de la piel es el hialuronano o ácido hialurónico que como ya hemos mencionado anteriormente, tiene una capacidad única para unir y retener moléculas de agua, por lo cual se considera un poderoso hidratante a usar después de cierta edad (varía según cada persona).

Pero no solo tiene este efecto hidratante, el Ácido Hialurónico tiene además otros efectos que explicaremos a continuación:

 

Efecto Hidratante. –  

Como leíste en los párrafos anteriores el AH se encarga de facilitar la atracción y retención de agua en las dos capas de la piel (Epidermis y dermis), debido a estas propiedades deja la piel más lisa y suave, y sus resultados son certificados por todo aquel que puede probar geles o cremas compuestas con esta sustancia.

 

Efecto Reafirmante. –

Restaura y mantiene la firmeza cutánea ya que estimula la producción de colágeno natural, y así podremos lucir más jóvenes por más tiempo.

La flacidez es lo contrario a la firmeza del rostro que buscamos todos los días y esta sucede por diferentes causas, pero la principal y más nombrada es el exceso de exposición al sol, además del estrés y ciertos hábitos de vida.

 

Efecto Redensificante. – 

Rellena las arrugas y las líneas de expresión desde las capas más profundas de la piel dando un efecto sobre la piel único y completo. Le devuelve a la piel del rostro, cuello y escote esa elasticidad perdida además de su capacidad para retener agua, producir células y colágeno de forma natural y progresiva.

Cómo podemos ver estos son solo tres de los muchos efectos de este principio activo conocido como ácido hialurónico.

 

Beneficios del ácido hialurónico en otras partes del cuerpo

El ácido hialurónico, a más de estar en el rostro o en nuestros ojos, también forma parte del líquido sinovial que lubrica nuestras articulaciones. Una persona de 70 kg alberga en su cuerpo unos 15g de hialurónico.

Una de las aplicaciones médicas del ácido hialurónico se hace por medio de infiltraciones en las cápsulas sinoviales. Estas infiltraciones favorecen la lubricación de la articulación y reducen el desgaste del cartílago, lo que minimiza el dolor derivado de la artrosis y otras patologías de sintomatología similar.

 

Ácido Hialuronico en suplementos alimenticios.

Una de las maneras en que podemos obtener todos los beneficios de esta molécula sin recurrir a una operación o inyectarnos, es ingiriendo a través de suplementos alimenticios, como DERMANUTRIX SKIN PLUS que además refuerza su fórmula con Colágeno Hidrolizado de Origen Marino, este suplemento está especialmente formulado para crear las condiciones necesarias para que los tejidos celulares se mantengan en un ambiente humectante continuo y rico en nutrientes.

 

COLÁGENO + ÁCIDO HIALURÓNICO = la combinación perfecta

La combinación de Colágeno con Ácido Hialurónico aumenta la eficacia de las propiedades de ambos componentes en nuestro cuerpo.

Añadiendo una o dos dosis de Ácido Hialurónico en nuestra ingesta diaria, lograremos mejorar la capacidad del cuerpo para utilizar el Colágeno que ingerimos, así como a producir nuestro propio Colágeno, con lo cual podremos regenerar y mantener nuestros niveles brindándole mayor bienestar a nuestro cuerpo.

La dosis diaria ideal es de uno a dos sachets de Dermanutrix Skin Plus, y es aconsejable seguir un tratamiento de aproximadamente 3 meses para poder ver mejores resultados como:

  • Mejora la salud de los huesos y las articulaciones
  • Aumenta el volumen e hidratación de la piel y labios
  • Previene y disminuye las arrugas y la flacidez de la piel
  • Revitaliza el cuero cabelludo
  • Mantiene la humedad de los ojos

El ácido hialurónico es una molécula estrella, versátil y la vez muy eficaz, no debemos dejar de lado la idea de empezar a consumirlo para mejorar nuestro bienestar y estilo de vida.

 

Referencias Bibliográficas:

 

¿Te gustó? ¡Compártelo!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Abrir chat
1
Hola ¿Necesitas ayuda?
Hola ¿En qué podemos ayudarte?